Recogida de la almendra

1.-Algunas de las almendras del árbol habrán caído al suelo antes de que comiences con la recolecta. Por esta razón, lo primero que debes hacer es recoger las que el viento haya empujado al suelo y guardarlas en un cesto.

2.-Para recoger los frutos es necesario llevar una especie de mandil grande (puedes utilizar una sábana vieja), que tendrás que colocar en el suelo rodeando el almendro. Los agricultores usan una especie de mantas o lonas específicas para la recolección de almendras, olivas y demás frutos.

Almendro pequeño

3.-También será necesaria una caña o vara grande con la que golpear, suavemente, las ramas del almendro. De esta manera las almendras caerán sobre el mandil y después será más fácil recogerlas. Puede que algunos de los frutos caigan fuera de la tela, por lo que tendrán que ser recogidos de manera manual más tarde.

4.-Cuando tengas todas las almendras recogidas será el momento de escoscarlas, es decir, de separar el fruto comestible de la piel que lo envuelve. Este es un proceso bastante costoso que desde hace años se suele hacer mediante una máquina especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *